Dudas frecuentes en cuanto a manicura

Muchas veces me encuentro con casos de clientas que acuden a mi por primera vez con muchas dudas y preguntas sobre las manicuras, si es malo para las uñas… si hay que dejarlas “respirar”… yo siempre digo… las uñas no tienen pulmones jejejjeje.

Hoy quiero hablaros un poco sobre esto, llevo unos meses muy volcada en ello, me encanta, y espero poder resolveros dudas.

Os explico un poco las diferencias entre los siguientes servicios de manicura y dudas que suelen ser muy habituales entre mis clientas.

¿Qué diferencia hay entre esmaltdo semipermanente y permanente?

Realmente la terminología se refiere al mismo servicio, si lo pensamos lógicamente, el esmaltado “permanente” no existe ya que nada es duradero for ever and ever en las uñas… Ambos se refieren a el esmaltado de productos en gel secados en lámpara.

La duración es entre 10 y 20 días, dependiendo de diversos factores… la calidad de la uña, la calidad del producto empleado, la preparación de la uña, los trabajos que realizamos manualmente o los productos que utilizamos más o menos agresivos en el día a día.

¿Estropea el esmaltado semipermanente las uñas?

Es una pregunta muy común, lo que estropea la uña es una mala preparación de la misma o un mal retirado del esmalte. El esmalte semipermanente (asi como los servicios de construcción en gel o actrílico) no dañan la uña, sin embargo si no se realiza una correcta preparación de la uña antes de esmaltar, y un buen retirado del producto que no sea agresivo (acetonas puras, limado excesivo o torno sin fresas adecuadas para cada tipo de uña) entonces sí que podremos dañar la capa superior de la uña pudiendo causar onicoquicia.

También es muy importante la desinfección de los productos utilizados para las manicuras (limas, fresas, empujadores…) la higiene es muy importante, yo desinfecto con un esterilizador UV profesional, que es germicida y bactericida.




¿Qué es mejor? ¿El gel o el acrílico?

Depende de la calidad de la uña natural, de los trabajos que realicemos manualmente y también, del gusto particular de cada cliente.

El gel es más flexible, por lo que se puede adaptar a una uña de calidad que no realice mucha manipulación con las manos. El acrílico sin embargo es más resistente y es perfecto para uñas débiles, mordidas, y que sufren por trabajar con limpiadores, químicos, papel o cajas.

 

Si tenéis dudas podéis escribirme, aquí podéis encontrar los servicios que realizo.

Deja un comentario